Aplicaciones de refrigeración alto rendimiento C02 – R290

El gas R-290 está presente en infinidad de equipos de frío refrigerando en la actualidad por toda Europa. El R-290 es la mejor alternativa, dentro del grupo de los refrigerantes naturales, para refrigeración comercial de tipo ligero. Pero no solamente porque por su estructura ofrece un extraordinario índice GWP, sino porque además, su utilización, no necesita de cambios importantes, en la estructura y el diseño de los equipos que actualmente se cargan con otros gases de tipo HFC.

Es importante saber que, el R-290 es un gas que puede trabajar con compresores con bajas cilindradas con respecto a las que se utilizan para los gases R-134a y R-1234yf, lo que permite una capacidad frigorífica similar, siendo con R-290, más competitivo.

El límite legal que actualmente, tienen de carga en los equipos, el gas R-290, es de 150 gramos, como indica la norma IEC 60335-2-89. Pero en estos momentos ya se encuentra en el seno de la CE, una discusión que busca una modificación al alza de esta cantidad, con el objetivo de que esté lista en breve y se regularice la ampliación. Esto va a allanar el camino a los fabricantes, que podrán poner en el mercado, equipos mucho más potentes y a completar la gama superior de las aplicaciones de refrigeración comercial ligera.

Por tanto, ya en el mercado, se extiende la demanda, cada vez más creciente, de compresores que utilizan gas R290, respondiendo así a la aplicación de la Directiva F-Gas, que en 2020 obligará a sustituir en Europa completamente el gas R134a.


Conscientes de la Responsabilidad medioambiental

Ponemos en el mercado la instalación de equipos que son eficientes al máximo, y a la vez consumiendo la mínima cantidad de energía posible; utilizan gases mínimamente contaminantes en caso de fuga (problemas de potencial destructivo de la capa de ozono o por contribución al calentamiento global)

Por tanto, para nosotros, se ha convertido una prioridad, el ir introduciendo en nuestro mercado, equipos frigoríficos que utilizan refrigerantes naturales como el propano (R290) el amoniaco (NH3) o el mismo CO2. Prioridad, no solo por la propia necesidad de actualizarnos con la legislación, de sustituir los refrigerantes HFC, sino también porque se maximiza la eficiencia en rendimientos y consumos energéticos.

Esto ya está siendo asumido por multitud de clientes y a la par que los fabricantes mejoran las prestaciones con estos gases refrigerantes, llegamos a una situación en la que gran parte de nuestros proyectos se realizan ya para PROPANO, CO2 y NH3.

En la actualidad se están presentando multitud de alternativas entre refrigerantes naturales y sintéticos.

Destacan tres clases refrigerantes naturales: hidrocarburos, amoníaco y dióxido de carbono. Los hidrocarburos y el amoníaco tienen unas excelentes propiedades de carácter termodinámico y lo que permite obtener sistemas energéticamente eficientes. Pero por contra, estos refrigerantes tienen elevados niveles de toxicidad y/o inflamabilidad y se está limitando su uso, a equipos que demandan bajos niveles de carga.

El dióxido de carbono (CO2), en cambio, es un gas seguro, ya que no es inflamable ni tampoco tóxico, pero la tecnología, de momento, no le hace parecer una alternativa firmemente viable, ante equipos que usan fluidos sintéticos.

El CO2 una opción eficiente

  • Extraordinarias propiedades termo-físicas.
  • Su eficiencia volumétrica, nos permite la utilización de tuberías, aislamientos y compresores de un menor tamaño.
  • Al tratarse de un gas con buena transferencia de calor esto repercute directamente en mayores capacidades.
  • El CO2 reduce los costos de operatividad en los equipos frigoríficos.
  • Los sistemas en cascada que utilizan el CO2 obtienen alta eficiencia en todo tipo de climas y temperaturas.
  • Los sistemas transcríticos se convierten en una solución eficaz, sencilla y muy económica ante todo, utilizándolos en climas menos calurosos.
  • En los sistemas secundarios, el CO2 permite ahorros de hasta el 90 % de energía de bombeo, medido contra las salmueras convencionales.
  • Eficiencia energética, hasta un 25% en frente a sistemas con refrigerantes sintéticos.


Equipos frigoríficos con CO2

Unidades condensadoras para trabajar con CO2 utilizadas en aplicaciones de refrigeración de media temperatura con capacidades de hasta 8kW, con características: Compresores DC Rotativo sin escobillas.

  • Modulación de capacidad del 25% al 100%
  • Control electrónico HECU CO2
  • Ventiladores EC
  • Conexiones K65
  • Baja huella de carbono
  • Menor consumo energético frente a equipos con gases HFC
  • PS de diseño 120 /80/80 bar

Evaporadores Cúbicos:

  • Presión máxima de diseño 80bar.
  • Paso de aletas 6 mm para cámaras de media temperatura.
  • Condiciones SC2/SC3 de cálculo de potencia según norma EN328
  • Resistencias de desescarche trifásicas

Evaporadores de bajo perfil:

  • Paso de aletas 6 mm para cámaras de media temperatura.
  • Condiciones SC2 de cálculo de potencia según norma EN328
  • Presión máxima de diseño 80bar

Válvulas de bola con válvula de retención integrada

  • Conexiones ODS cobre.
  • Líneas de líquido o aspiración 60bar.

Controles de equipos y complementos:

  • Controles para la refrigeración con moto-condensadoras de CO2 transcrítico.
  • Las unidades equipan de serie todos los controles y válvulas necesarias para el correcto funcionamiento del equipo.
  • Tan solo es necesario añadir el controlador del servicio y expansión electrónica.
  • Tubos de cobre y accesorios rígidos en 3/8 y ½ pulgadas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies